Sara y Pablo no necesitan presentaciones. Son a la vista de todos lo que llamaríamos un ejemplo de amor puro y duro. Así, sin más, sin adornos ni medias tintas. Amor del que sale en las películas, del que se contagia a quien está a su lado. Ellos lo tenían claro, #siemprefuistetú, y nos lo dejaron bien claro al resto. En bodas así se disfruta, cuando la organización de Open the Door lo hace todo fácil, cuando el vídeo lo hacen los genios de Iván Monagas y además el espacio es tan espectacular como Hacienda Nadales... 

No hablamos más, aquí tenéis el resto.

Vestido: Alicia Rueda

3 Comments