Ser fotógrafos de boda nos ha regalado mil experiencias y la tremenda oportunidad de conocer gente nueva cada día. Luisa y Enrique se van a casar en un año y viven en Chihuahua (México), son dos personas llenas de vitalidad y con una energía vital que se trasmite a quiénes tienen al lado. Amanecer con ellos y poder compartir esas miradas es otro de los regalos de este año. México y su gente nos ha vuelto a enamorar, y ahora nos dejamos de palabras, ¡órale con las fotos!.

Comment