No hay nada que temer, porque éste no es un domingo como cualquier otro. ·Haruki Murakami·

Los Domingos son para vivirlos sin prisas, sin el agobio a tener que trabajar, a cumplir un horario. Por eso pensamos que el mejor día para hacer esta sesión sería el domingo. Todo es tranquilo, la luz entra casi tímida por la ventana para iluminar a dos personas que se aman bajo las sábanas.

Cada vez es más interesante acercarse a las parejas en su entorno, capturar sus rituales y su intimidad, ser testigos del amor en primera persona, y como no podría ser de otro modo, disfrutar de la deliciosa lentitud del "día del sol".

Gracias a Iker y Olatz por su sencillez y paz, a AzulClaritocasiBlanco por dejar que esto ocurra, y a OpenTheDoor por ayudar con todo.

3 Comments