NORWEGIAN WOOD

Cuando se nos planteó la oportunidad de hacer una postboda nórdica se nos vinieron a la cabeza miles de imágenes. Rasmus y Sofie, noruega y sueco respectivamente habían visitado España con anterioridad, ella como estudiante y él como jugador de balonmano. Estaban deseando hablar un poco de español y de reírse con nosotros. Ese tópico de frialdad que a veces atribuimos a los nórdicos se nos cayó al suelo apenas nos vimos, pocas veces hemos sentido tanto calor y tanta cercanía como con ellos.

Estar en Noruega es aprovechar su frío, ese sol que nunca termina de alzarse, ese atardecer que dura horas, los paisajes que parecen salidos de un cuento vikingo, el frío no existe cuando ves que Sofie lo aguanta con un vestido de manga corta y con la chaqueta de su protector, Rasmus.

Una experiencia que sin duda tardaremos olvidar, una postboda nórdica con un toque sureño, un calor que en este caso lo irradiaban dos personas llenas de vida, un calor que hizo que nos sintiésemos absolutamente a gusto a menos dos grados.


Estamos muy muy agradecidos a Krysia y Jacub (KORIK PHOTOGRAPHY) , una pareja Polaca afincada en Oslo que trabajó con nosotros y nos ayudaron en todo momento con la organización de esta postboda. Sin ellos nada de esto podría haber sido. Gracias de corazón, porque nos trajimos dos amigos para toda la vida.

Colabora: Mauro Novias.

Vestido: Matilde Cano.

Corona: Martina Dorta

Comment